Tag Archives | JAMA

Infoescepticismo

Sobre la necesidad de fomentar la lectura crítica de la información médica

El periodismo médico tiende a la exageración. La desmesura está los genes de la información periodística como lo está el impulso de reproducción en el ADN biológico. Hay ya suficientes estudios que muestran que las noticias médicas adolecen de imprecisión, de sesgos, de incompletitud. Las limitaciones de espacio y tiempo, la influencia de la publicidad en el estilo periodístico y esa búsqueda imperiosa e irreflexiva de novedades y avances médicos espectaculares fomentan estas deficiencias. Hay, por supuesto, muchas otras razones, desde la falta de filtros y de conocimientos del periodista a la precarización del oficio de informar, pero no es el momento de ahondar en ellas. Muchos lectores ya saben que todo titular contiene una licencia para exagerar, pero probablemente ignoran otros mecanismos tanto o más importantes que conducen a la distorsión y la desinformación. Continue Reading →

Anglicanización

Sobre el predominio del inglés y el papel de las otras lenguas

Pocos médicos conocen la revista Deutsches Ärzteblatt. Sin embargo, se trata del equivalente alemán del Journal of the American Medical Association (JAMA) o del British Medical Journal (BMJ) de la British Medical Association. Ni qué decir tiene que su prestigio, relevancia e influencia en la medicina mundial son incomparablemente menores que los del JAMA o el BMJ, entre otras cosas porque la lengua en la que se escribe, el alemán, ha lastrado como una losa su visibilidad y difusión. Sin embargo, a partir de 2008, la revista oficial de la Asociación Médica Alemana (Bundesärztekammer) tiene ya una versión inglesa: todos los artículos científicos de este semanario se publican desde el pasado 21 de enero también en inglés, en una edición electrónica que pasa a llamarse Deutsches Ärzteblatt International. Probablemente ya sea un poco tarde para que la revista alemana represente lo que el BMJ o el JAMA, pero esta decisión va a favorecer sin duda la visibilidad y, por tanto, la influencia de la biomedicina escrita originalmente en alemán. Continue Reading →

Ratas

Sobre la incierta extrapolación de los estudios con animales

La narración de los avances médicos que hacen los medios de comunicación parece a veces uno de esos cuentos protagonizados por animales humanizados, que hablan, sienten y padecen como personas. Sin embargo, aunque las ratas y otros animales de laboratorio son actores principales en la historia del progreso biomédico, debería quedar claro que sus vicisitudes no son nunca experiencias humanas ni pueden extrapolarse sin más a las personas. Y este es el problema. Continue Reading →

Lecciones suplementarias

Sobre el ascenso y la caída de los suplementos antioxidantes

Los suplementos vitamínicos y especialmente los antioxidantes (vitamina A, betacaroteno y vitamina E)  han gozado de un aura de salud envidiable. El mensaje dominante en las dos últimas décadas, avalado por estudios observacionales y algún ensayo, era que los suplementos antioxidantes podían ayudar a prolongar la vida y prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Pero los tiempos han cambiado y, aunque todavía proliferan mensajes de apoyo, las pruebas acumuladas van desdibujando los supuestos superpoderes de estos suplementos y dibujando un panorama bien distinto. Estos complementos dietéticos, consumidos por un 10-20% de la población de Europa y EE UU, no sólo no parecen atesorar las virtudes preventivas que se les atribuían sino que incluso pueden resultar nocivos para la salud. Continue Reading →

Esperanza & Cía

Sobre las razones y sinrazones de la medicina alternativa

Las medicinas alternativas están ganando terreno a toda velocidad, y en algunos casos parecen tener ya tanto o más predicamento que la medicina oficial. Sólo en EE UU, un país tan volcado en las ciencias como en las creencias, el conjunto de la población visitó con más asiduidad a médicos y terapeutas alternativos que a médicos de atención primaria en el periodo 1990-1997, según un estudio aparecido en el Journal of the American Medical Association (Trends in Alternative Medicine Use in the United States, 1990-1997: Results of a Follow-up National Survey. JAMA, Nov 1998; 280: 1569–1575). ¿Cuál es entonces la medicina principal y cuál la complementaria? ¿Cuáles son las posibles razones de esta aparente sinrazón? Continue Reading →

Congresitis

Sobre el impacto de las comunicaciones en congresos

En los congresos internacionales se presentan infinidad de trabajos de muy diverso interés y se debaten no pocas cuestiones. También se hacen relaciones, promociones y otras actividades propias de la condición humana y consecuentes con la actual concepción de la salud y la medicina. Y todo ello de forma multilateral, con la participación de médicos, investigadores, pacientes, laboratorios, universidades, revistas, sociedades científicas y otros actores del gran escenario de la salud. El eco informativo que tienen estos eventos en los medios de comunicación suele ser importante y cuajado de noticias alentadoras, aunque se sabe que no todo lo que se avanza en estos foros ­(a menudo, estudios preliminares­ presentados en comunicaciones orales) y que salta inmediatamente a la prensa acaba siendo probado. La provisionalidad de algunos trabajos ha quedado patente tras comprobarse –en un estudio con la prensa de EE UU, publicado en JAMA en 2002– que sólo el 24% de las comunicaciones que tuvieron eco en los medios eran ensayos clínicos, mientras que el 21% eran estudios con menos de 30 personas y el 16% se realizaron con animales. Además, en los tres años posteriores a la reunión científica, sólo la mitad de los trabajos habían sido publicados en revistas de prestigio, mientras el 25% seguía sin publicar y, por tanto, sin debatir en la comunidad médica. Como no es difícil de imaginar, todo este proceso de publicitación de estudios preliminares presentados en congresos genera enormes expectativas ante los nuevos hallazgos y descubrimientos. Pero también, no pocos problemas y frustraciones por las expectativas que luego no se cumplen.

El impacto de las noticias de congresos aireadas por los medios de comunicación puede incluso modificar el tratamiento de los pacientes. El posible beneficio de un nuevo tratamiento puede llegar a forzar su uso antes de que su eficacia haya sido demostrada en un ensayo clínico y su indicación aprobada por las autoridades reguladoras. Aunque no deja de ser una anomalía, esta situación se ha dado en oncología, como muestra un estudio que se publica en el número del 15 de marzo de 2006 del Journal of the National Cancer Institute. Los autores han podido corroborar que el uso de los taxanos como terapia coadyuvante del cáncer de mama con ganglio positivo aumentó paulatinamente tras un estudio preliminar presentado en el congreso de 1998 de la American Society for Clinical Oncology, antes de que el estudio fuera publicado y la FDA aprobara su uso más de un año después del congreso. En este caso, el ensayo clínico acabó por confirmar los datos preliminares y la anticipación del tratamiento resultó beneficiosa. Pero, ¿en cuantas otras ocasiones no ocurre así? Los congresos médicos tienen su razón de ser como foro de discusión, vivero de ideas y punta de lanza de la investigación, pero ofrecer una información que no sea ponderada y consecuente con la liviandad de las pruebas científicas que aporta un estudio preliminar es caer en una congresitis que a la postre no beneficia a nadie.