Tag Archives | Estilos de vida

Ocio y negocio

Sobre la diversión en el trabajo y el efecto levedad

¡Diviértase en el trabajo! ¡Haga que sus empleados se diviertan en el trabajo! Esta es la nueva exhortación de algunos gurús del management a empresarios, directivos y empleados en general, la penúltima idea del marketing para mejorar la salud y la productividad de las empresas y los trabajadores. Algunos “vendedores” del trabajo divertido, como los de la empresa estadounidense Playfair, que se muestran en las fotos rigurosamente divertidos y sonrientes, llevan desde 1975 proclamando los beneficios de una actitud desenfadada en el trabajo y nos invitan ahora a todos a celebrar el 1 de abril el Día Internacional de la Diversión en el Trabajo. En Madrid, un grupo de ejecutivos quieren desfilar por las calles con traje y bombín, y llegarse hasta el Ministerio de Trabajo para pedir el reconocimiento oficial de esta fecha. La gracia, supongo, está en celebrar la fecha sin dejar de ir a trabajar. Sería como un 1 de mayo, pero sin hipocresías: celebrando la fiesta del trabajo en el curro. Sigue →

Kilos de preguntas

Sobre la epidemia global de obesidad y las cuestiones que suscita

¿Por qué hay ahora tantos gordos? ¿Son reales o imaginados, de carne y hueso o estadísticos? Ahora que las alarmantes cifras sobre el auge de la obesidad han dejado de ser noticia a fuerza de repetirse; ahora que la idea de “epidemia” ha calado en la población y, en fin, ahora que vivimos instalados en la gordura, bueno sería preguntarse si realmente estamos ante una epidemia y, si es así, qué es lo que ha pasado en las dos o tres últimas décadas para que ahora salgan gordos por todas partes y cómo encarar este problema de salud pública. Sigue →

Epidemiología exprés

Sobre los riesgos del café y el riesgo de los titulares rápidos

La bibliografía biomédica sobre el café y la cafeína ocuparía, en términos de las antiguas bibliotecas, unos cuantos anaqueles completos. Con más de 21.000 registros en PubMed, la cafeína es quizá la sustancia psicoactiva más consumida y estudiada. Sus efectos fisiológicos son bien conocidos, pero una cuestión bien distinta es su condición de factor de riesgo de multitud de enfermedades o problemas. En este sentido, la epidemiología sigue buceado de forma pertinaz en busca de posibles asociaciones, que reiteradamente saltan a los medios formando oleadas de noticias, a menudo inconsistentes y contradictorias. El café, como el té o el chocolate, son una mina de titulares de salud. La última es la que relaciona la cafeína con el aborto. Sigue →

Flexibilidad

Sobre las polimórficas relaciones entre trabajo y salud

¿Quién pone en duda que el trabajo influye, para bien o para mal, en su salud? Pero una cosa es hacerse una pregunta retórica y otra ofrecer respuestas basadas en estudios bien fundamentados. Hay tantas maneras diferentes de explorar las relaciones entre trabajo y salud que los higienistas y otros investigadores no saben muy bien por dónde empezar. Lo más estudiado, claro está, es lo más nítido y contundente, como pueden ser los accidentes de trabajo o las enfermedades profesionales. Pero incluso en este ámbito de las enfermedades laborales no todas están tan claras como, pongamos por caso, la silicosis o el cáncer escrotal en los deshollinadores. Hay tantos trabajos y tantas condiciones diferentes de vivirlos o sufrirlos que resulta complicado obtener resultados válidos y, no digamos, extrapolarlos. Y si se tienen en cuenta las variables psicológicas y sociales, la investigación puede entrar en unos derroteros que para algunos científicos son, claramente, arenas movedizas. Pensemos, por ejemplo, en la perniciosa influencia de los jefes o en la flexibilidad en el trabajo para conciliar la vida profesional con la personal. Sigue →

Somnolientos

Sobre la falta de sueño y su efecto negativo en la salud

No es necesario que ningún estudio médico nos diga lo mal que uno se siente cuando se está mal dormido o, a la inversa, lo bien que uno se encuentra después de una buena noche de sueño. Todos tenemos experiencias propias. Sin embargo, cada vez hay más investigaciones que indican que dormir bien y durante un número suficiente de horas es uno de los pilares básicos de la salud (junto con el ejercicio físico y una dieta saludable), mientras que muchos otros estudios relacionan la falta de sueño con una lista creciente de problemas médicos: diabetes, hipertensión, ictus, inflamación, infarto de miocardio, estrés, obesidad e incluso cáncer. Sigue →

Colesteroles

Sobre las múltiples caras de una molécula demonizada

Al colesterol le ha tocado el papel de malo en esa película sobre la salud cuyo guión lo escriben día a día y mano a mano investigadores, médicos y medios de comunicación. De poco sirve recordar que es una molécula esencial para la vida, pues tanto el papel de malo como el de bueno (piénsese, por ejemplo, en las vitaminas o los antioxidantes) parecen imprimir carácter. Aunque los guionistas diferencian un colesterol bueno de otro malo, la audiencia no está para refinamientos. Algunos creen que la cruzada contra el colesterol es desproporcionada, y llaman la atención sobre algunos estudios para revisar la consideración de una sustancia de la que todavía queda mucho por conocer. Sigue →

Habitabilidad

Sobre la influencia de la vivienda en la salud y la calidad de vida

“Como fuera de casa en ninguna parte”. La frase, atribuida al actor Antonio Gamero, resume lo que pensaban no pocos escritores y tertulianos en el Madrid de la postguerra, que huían de sus fríos e incómodos pisos y preferían pasar las horas al calor de la estufa y la compañía en un café. Lo que se le pide a la propia casa es mucho más que un techo para dormir: debe ofrecer protección, seguridad, tranquilidad, intimidad e incluso oportunidades de relación y de autorrealización. La vivienda ocupa, en todo el mundo, un lugar central en la vida humana y, según empieza a reconocer la OMS, es más decisiva en la salud de lo que cabía esperar. Basta tener en cuenta que en algunos países europeos los accidentes domésticos superan a los accidentes de tráfico o que el 10% de los cánceres de pulmón está relacionado con la presencia de radón en la casa del enfermo. Aparte de esto, la calidad de la vivienda y su entorno se asocia con otros muchos problemas de salud, como pueden ser las alergias, las enfermedades respiratorias y circulatorias, el insomnio y la ansiedad, el sedentarismo y la mala alimentación, la depresión y otros trastornos mentales. La propia casa es, sin duda, un espacio que afecta directamente al bienestar físico y psicológico de sus ocupantes, a su desarrollo e integración social, es decir, a su salud. Aunque empieza a haber muchos estudios sobre ciertas condiciones de la vivienda que repercuten en la salud, no es fácil concretar la respuesta a la pregunta ¿qué es una vivienda saludable? Sigue →

Alcohología

Sobre los sesgos y prejuicios al estudiar el alcohol y la salud

Un europeo occidental bebe, de promedio, tres veces más alcohol que el ciudadano medio mundial. En Luxemburgo cada adulto consume de media sus buenos 18 litros de alcohol etílico puro al año, esto es, unas 1.500 cañas de cerveza o vasos de vino; así pues, el luxemburgués medio se toma todos los días sus cuatro dosis de bebidas alcohólicas. Luxemburgo es el país de la Unión Europea con mayor renta per cápita pero también el que tiene un mayor consumo de alcohol entre los mayores de 18 años, según datos de la OMS, por delante de países como Irlanda, Francia, Alemania, Portugal o España, donde el consumo de bebidas alcohólicas es también más que notable. En la mayoría de los países europeos el vino, la cerveza y otras bebidas alcohólicas son parte de la cultura y su consumo está profundamente arraigado en la vida social. Sin embargo, y a pesar de la globalización y creciente homogenización de las costumbres, apenas se bebe en muchos territorios del mundo, especialmente el Norte y Este de África, y en otros se bebe mucho menos o de forma distinta. La percepción social del alcohol no es la misma en un país atiborrado de bares como es España que en un país donde está prohibido beber como Marruecos, del mismo modo que varía considerablemente entre las personas y grupos sociales según sean sus patrones de consumo. Cualquiera que sea la relación de cada grupo social o individuo con el alcohol, lo cierto es que esta sustancia recreativa y alimenticia, según se mire, no deja indiferente a casi nadie. Y esto es válido también para los investigadores que se ocupan de estudiar la influencia de las bebidas alcohólicas sobre la salud. Sigue →