Raciones y recomendaciones

Sobre el contenido de frutas y verduras en la dieta para prevenir enfermedades

Cinco al día. Este el número de raciones diarias de frutas y verduras recomendado por la OMS y diversas autoridades sanitarias nacionales. Ahora, algunos medios de comunicación, desde The Guardian a la BBC, pasando por El País, se han hecho eco de un nuevo estudio que indica que lo óptimo no son cinco porciones diarias sino 10. ¿Tanto han cambiado las cosas para duplicar las recomendaciones? ¿Qué estudio es este y qué fiabilidad tiene? ¿Es correcto y acertado este nuevo mensaje? ¿Hasta qué punto puedo y debo cumplirlo? Estas son algunas de las preguntas legítimas y razonables que podemos hacernos todos, médicos y ciudadanos. Continue Reading →

Evaluar mensajes de salud es cosa de niños

Sobre la enseñanza de conceptos clave para tomar mejores decisiones de salud

Si le dices a alguien que un mensaje sobre un tratamiento es cierto, podrá o no creerte; pero si le enseñas cómo evaluarlo, será capaz de juzgar por sí mismo mensajes similares. Y podrá tomar mejores decisiones sobre su salud. La idea parece sencilla, pero aplicarla es un reto enorme, tal es la infinidad de tratamientos y mensajes contradictorios. No es fácil distinguir las afirmaciones verdaderas de las falsas sobre un tratamiento, llámese fármaco, dieta, psicoterapia, cirugía, estilo de vida o cualquier otra intervención terapéutica o preventiva para mejorar la salud. Los mensajes que recibimos de los medios de comunicación o de nuestros conocidos pueden ser muy dispares, y ni siquiera los de los médicos son siempre coincidentes. Hace falta, por tanto, tener un cierto criterio para orientarse y tomar decisiones sobre la propia salud. Pero, ¿cómo desarrollar este criterio? Continue Reading →

Ciencia y pseudociencia de la felicidad

Sobre el desconcierto de estudios y supercherías sobre el bienestar subjetivo

La felicidad pasa por ser un objeto científico. Una legión de investigadores se ocupa de estudiar esa sensación subjetiva de estar a gusto con la propia vida. En PubMed hay miles de trabajos sobre las bases, los parámetros, los requisitos y otros aspectos de la felicidad y sus contornos físicos, psicológicos y sociales. No solo se difunden en publicaciones de psicología y ciencias sociales, sino también en revistas del máximo nivel, como Science o PNAS; hay incluso algunas consagradas a la materia, como el Journal of Happiness Studies. Estos estudios hacen gala de usar el método científico, cuando no tecnologías tan sofisticadas como la resonancia magnética funcional (MRI) o técnicas genéticas. El resultado de tanta pesquisa es una avalancha de información que se prolonga en libros, charlas y otros materiales que conforman una auténtica industria de la felicidad. El problema es que los secretos de la felicidad que venden expertos y charlatanes varios están trufados de ciencia y pseudociencia. Y no siempre es fácil distinguirlas. Continue Reading →

En la piel del paciente

Sobre los enfermos “difíciles”, la mala praxis y la enseñanza de la empatía

En el árbol de la literatura médica, dominada por la aproximación científica a la salud y la enfermedad, hay una rama vigorosa que se ocupa del estudio de la empatía. Es un retoño reciente, pero su pujanza refleja la importancia creciente del conocimiento de las emociones y las actitudes de los médicos en la calidad asistencial. La empatía clínica no es ya un adorno o un complemento, sino una competencia médica esencial y una actitud clínica imprescindible. Ser un buen médico implica no solo saber ciencia, sino también entender a las personas y saber ponerse en la piel del enfermo. En la última década, toda una avalancha de estudios ha confirmado que la empatía clínica se asocia con una mayor satisfacción del enfermo, un menor estrés del médico, menos errores y mejores resultados. Continue Reading →

Lo bueno, lo malo y la ideología

Sobre la controversia del colesterol, sus contradicciones y las dudas que genera

En el relato sobre la salud y la enfermedad que elaboran las autoridades médicas hay, como en todos los cuentos morales, buenos y malos. Este relato, que tiene una versión profesional y otra más popular, es ciertamente útil y necesario, pues sirve de guía a los médicos y los ciudadanos. Con la salvedad del tabaco, uno de los personajes más malvados es el colesterol-LDL. De hecho, se le ha colgado la etiqueta de malo para distinguirlo del bueno, el colesterol-HDL. Mientras el malo contribuye a formar la placa de ateroma que endurece y obstruye las arterias, el bueno ayuda a disolverla; uno favorece la mortalidad cardiovascular y el otro la previene. Dicha de forma simple, esta es la hipótesis del colesterol, sedimentada durante el último medio siglo y marco de referencia para la prevención y el tratamiento de la enfermedad cardiovascular. Lo que ocurre con esta parte del cuento es que no convence a todos, porque tiene sus fisuras, sus limitaciones y sus datos contradictorios. Una nueva revisión de estudios nos ofrece ahora una versión diferente de la historia, en la que el colesterol malo no es tan malo como lo pintan. Continue Reading →

Probióticos en el limbo

Sobre la falta de estudios de calidad para saber si las bacterias “amigas” funcionan

Tras más de dos décadas en el mercado, los polémicos yogures y otros productos probióticos siguen recibiendo descalificaciones. Hasta el habitualmente ponderado The Guardian se despachó la semana pasada con una noticia que los calificaba como un “desperdicio de dinero”. La información se hacía eco de una revisión de ensayos clínicos publicada en la revista Genome Medicine que concluía que no hay pruebas que demuestren algún efecto de estos productos en la composición de la flora fecal de los adultos sanos. Por desgracia, esta parece ser toda la ciencia que hay. Afirmar, por tanto, que los probióticos no funcionan no es del todo correcto; lo cierto, insolente y casi inverosímil es que a estas alturas todavía no sepamos a ciencia cierta si las bacterias buenas funcionan o son un placebo caro. Continue Reading →