‘Slow’ journalism

Sobre el peligro de las prisas en la comunicación y el periodismo médicos

El público parece cada vez más interesado en conocer los últimos descubrimientos médicos, especialmente los que pueden afectar a su salud. El común de la gente tiene fe en la ciencia y confía en que los avances médicos pueden mejorar su bienestar. No en vano, los científicos y los médicos ocupan las primeras posiciones en la escala de confianza entre los diferentes profesionales e instituciones de una sociedad democrática (así lo indica, por ejemplo, un sondeo de Metroscopia de 2011 referido a España, publicado en El País del 14 de agosto). Sin embargo, muchas de las noticias sobre hallazgos médicos que difunden los medios de comunicación no merecen esa confianza por tratarse de investigaciones preliminares que no están maduras para el consumo público. Continue Reading →

Redefinir la salud

¿Debería modificarse la definición de salud de la OMS?

La definición de salud de la OMS, vigente desde 1948, como “un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades” siempre resultó polémica. Con el aumento de las enfermedades crónicas, el envejecimiento de las poblaciones, la medicalizción de la vida y otras razones han arreciado las voces críticas. El BMJ ha reabierto una vez más el debate sobre cómo habría que redefinir la salud en estos tiempos: How should we define health? IntraMed se ha sumado al debate con la opinión de diversos médicos y de los lectores plateando la siguiente cuestión:  ¿Debería modificarse la definición de salud de la OMS? Lo que sigue es mi contribución a la reflexión: Continue Reading →

Médicos afortunados

Sobre la medicina y el valor de la vida humana a la luz de John Berger

A mediados de la década de 1960, el escritor y artista británico John Berger y el fotógrafo suizo Jean Mohr se adentraron en una aislada comunidad rural inglesa para convertirse en la sombra amiga de un médico de pueblo. Durante seis semanas, acompañaron a este médico general, John Sassall, en sus visitas a enfermos, en su consulta, en sus salidas intempestivas por alguna emergencia, en sus días y en sus noches. Alojados ambos en la casa de Sassall, vivieron de cerca las vicisitudes de un médico rural y compartieron con él sus momentos de reposo, sus inquietudes y su vida familiar. Continue Reading →

Sensacionalismo médico

Sobre la utilización interesada del impacto emocional de la información

El sensacionalismo no es exclusivo de la llamada prensa amarilla y de los medios de comunicación más populares, sino que, salvando las distancias, se infiltra como la carcoma hasta en los diarios más serios. Tampoco se trata de un fenómeno limitado a un tipo de temas, como los crímenes sangrientos o la vida sexual de los famosos, sino que puede rastrearse hasta en los asuntos más graves y circunspectos. El amarillismo es, más bien, una manera de comunicar, una metodología informativa que se sitúa más próxima a las técnicas de venta que al método científico. A pesar de ello, o precisamente por ello, está también muy presente en la información médica. Continue Reading →

Espejos y espejismos

Sobre el reconocimiento de las emociones faciales y su lectura automatizada

El reconocimiento de las emociones faciales es, literalmente, un juego de niños. Desde bien pequeños, todos los bebés aprenden a distinguir el estado de ánimo de sus padres escrutando sus caras. Enseguida reconocen si están contentos o enfadados, si ponen cara de asco o de sorpresa. El aprendizaje resulta rápido y sencillo porque la lectura de la gestualidad facial es una capacidad humana que parece grabada indeleblemente con el buril genético. Vemos caras en las nubes, en las manchas y por todas partes: así es nuestra naturaleza. El cerebro desarrolla esta capacidad sin aparente esfuerzo y por eso nos resulta en general relativamente fácil detectar cuándo una persona que conocemos está, por ejemplo, preocupada. Continue Reading →

Empatía para médicos

Sobre la necesidad de educar la conducta empática en la práctica clínica

Para ser un buen médico no basta con ser competente en el diagnóstico. Hacen falta otras muchas competencias, entre las que brilla con luz propia la capacidad de comunicarse y de comprender al paciente. La llamada empatía clínica parece ser un elemento esencial de la calidad asistencial, asociado estrechamente con la satisfacción del paciente y la adherencia al tratamiento, además de con menores quejas por mala praxis. Lo llamativo es que esta competencia no ocupe el lugar central que se merece en la medicina. Continue Reading →