Archive | septiembre, 2009

Relativizar

Sobre el abuso de los valores relativos y su capacidad de distorsión

Los valores relativos pueden ser muy espectaculares en medicina, sobre todo cuando se utilizan para comunicar riesgos o para ilustrar la bondad de algún tratamiento o intervención sanitaria. Pero no es lo mismo un aumento del riesgo de muerte del 100% cuando el riesgo absoluto es de 1 por cada 100 personas que cuando es de 1 por 100.000. Afirmar que un tratamiento reduce un 50% la mortalidad por una enfermedad o que un programa de cribado reduce un 25% la mortalidad por un tumor puede dar a entender que esa medida es muy eficaz. Sin embargo, cuando el número de personas que se benefician de estos procedimientos es escaso, los valores relativos resultan equívocos si no van acompañados de los correspondientes valores absolutos. Continue Reading →

Números para decidir

Sobre las decisiones informadas y la sobrevaloración del cribado

La prevención se vende sola en esta sociedad nuestra tan temerosa del riesgo. La idea de que es mejor prevenir que curar está tan grabada a fuego en nuestras conciencias que cualquier argumentación en contra parece poco menos que un desvarío. En medicina, los exámenes colectivos o cribados (screening) de ciertas enfermedades son vistos con general aprobación, sin reparar en que estas pruebas, aparte de un coste importante, tienen sus riesgos. La ida de que la detección precoz no siempre es lo mejor no es fácilmente cuestionable, pues es contraintuitiva y surge de sopesar los riesgos y los beneficios. Este balance se hace, además, con números, lo que ya es de por sí una importante barrera para cuestionar cualquier idea circulante sobre la prevención.

Continue Reading →

La alarma y la calma

Sobre la pandemia de gripe H1N1 y las alertas informativas

Cuatro meses y pico después de que la OMS, los medios de comunicación y otros agentes más o menos visibles hicieran saltar una alarma sanitaria mundial ante una inminente pandemia de gripe porcina, la tranquilidad parece haberse instalado en buena parte del hemisferio norte. El riesgo para la salud sigue siendo probablemente el mismo que entonces, pero hemos pasado del alarmismo informativo a una especie de calma chicha.

Continue Reading →

Campo y ciudad

Sobre la añoranza de la vida campestre y el mito de lo natural

La pérdida de la armonía con la naturaleza es ya una queja universal. La añoranza de la vida campestre, tan recurrente a la vuelta del verano, se ha disparado con la urbanización. En 1900 sólo Londres tenía más de un millón de habitantes, pero ahora hay más de 100 metrópolis que superan los tres millones y más de la mitad de la población mundial vive en ciudades. Ni los pueblos ni las ciudades son lo que eran, pero en cualquier caso la vida urbana sigue imponiendo condiciones bien distintas a la vida rural. El distanciamiento de la naturaleza ha facilitado que muchas de las carencias que siente el habitante de las ciudades y megaciudades hayan cristalizado en una utopía rural. Lo que nos proyecta esta imagen ideal es que el estrés, el aislamiento social, la ansiedad, la falta de tiempo, la contaminación, el ruido y tantos otros problemas de la vida son casi consustanciales a la vida urbana. En el imaginario del urbanita, la vida rural aparece como un remanso de sosiego, calidad de vida y salud. Continue Reading →