Archive | julio, 2009

Código neuronal

Sobre la búsqueda de la clave de la actividad mental y la conciencia

Los números referidos al cerebro son tan inmensos que casi nunca cuadran. Ni falta que hace. La cantidad de neuronas, de células gliales, de sinapsis, todo son puras estimaciones. En un órgano en el que se calcula que puede haber 100.000 millones de neuronas, de las que se ha dicho que cada día mueren unas 85.000 (una estimación cuestionable y difícil de probar), ¿qué importancia tienen unos millones arriba o abajo? Dentro de unos límites, ni el peso, ni el tamaño, ni el número de células, si es que se pudiesen contar fácilmente, son especialmente importantes para valorar el funcionamiento de un cerebro. ¿Cómo se justifica que el cerebro de Lord Byron pesara unos dos kilos y el del premio Nobel Anatole France sólo la mitad? ¿Acaso fue uno el doble de inteligente, de emotivo o de humano que el otro? Continue Reading →

Más pruebas verdes

Sobre la inconsistencia de las propiedades anticatarrales del ajo

Si la semana pasada nos hacíamos eco de la falta de consistencia de las propiedades anticancerígenas atribuidas al té verde, otro tanto podemos decir de las atribuidas al ajo. Al ajo también se le atribuyen propiedades contra el cáncer, pero quizá su virtud más extendida sea la capacidad de espantar el catarro común. El consumo habitual de ajos, al decir de muchos libros, nutricionistas y expertos de distinto pelaje, previene la aparición del resfriado. Pero lo que muchos de estos expertos quizá no imaginan es que esta afirmación no está ni mucho menos demostrada. Hay indicios por aquí y por allá, estudios de laboratorio y observaciones que apuntan en esta dirección, pero si se hace una revisión rigurosa y exhaustiva de las pruebas disponibles, resulta que el asunto del ajo está tan verde como el del té verde. Continue Reading →

Respuestas verdes

Sobre la inconsistencia de los estudios sobre el té y el cáncer

Dar respuesta a interrogantes sobre la influencia del estilo de vida en la salud no suele ser fácil. ¿Hasta qué punto tal o cual hábito reduce el riesgo de una enfermedad? ¿En qué medida un alimento determinado ayuda a prevenir un problema de salud? Valorar la eficacia de las intervenciones médicas, ya sea un fármaco, una técnica diagnóstica o quirúrgica, es relativamente sencillo con un buen ensayo clínico. Pero conocer, por ejemplo, si el té verde, cuyo consumo está ahora tan de moda en los países occidentales, reduce el riesgo de sufrir un cáncer resulta más complicado. Sin embargo, abundan los estudios de todo tipo que han abordado esta cuestión, y con ellos puede hacerse una revisión sistemática para conocer el peso de las pruebas científicas disponibles. Continue Reading →

Más que comparsas

Sobre la misión del periodismo médico y científico en la era digital

El periodismo médico y científico parece existir para mayor gloria de sus protagonistas. Buena parte de las informaciones se limitan a narrar los logros de la ciencia y los científicos. También tienen gran aceptación las noticias llamativas, como las que hablan de los genes del divorcio y otras extravagancias, así como las alarmistas, haya o no una epidemia de por medio. Pero en los contenidos médicos y científicos, las que se llevan la palma son las que dan cuenta de los grandes –o engrandecidos– avances. Los investigadores explican sus logros con una cadencia programada, la que se ajusta al ritmo de publicación de las principales revistas. Y los periodistas parecen simples intermediarios o traductores de los tecnicismos que salen por la boca de la autoridad científica, cuando no simples comparsas o animadores de la fiesta. Continue Reading →

Panorámicas

Sobre la importancia de una visión global de la epidemia de tabaquismo

Si realmente uno de cada dos fumadores muere por fumar habitualmente, cuesta trabajo imaginar alguna epidemia más grave que la del tabaquismo. Es probablemente el primer problema sanitario mundial, y por eso también cuesta trabajo entender por qué está siendo tan difícil combatirlo. Ciertamente, hay muchos intereses económicos y se trata de una de las adicciones más fuertes. Pero no deja de sorprender que toda la información disponible, toda la contundencia de las cifras de mortalidad y todo el peso de las pruebas médicas sean insuficientes para evitar que en España, sin ir más lejos, fume casi una de cada tres chicas de 16 a 24 años (29%) y uno de cada cuatro chicos (25%) de la misma edad, según la Encuesta Nacional de Salud de 2006. El problema es, por supuesto, mucho más grave en los países en vías de desarrollo. Pero algo debe de fallar para que esta epidemia siga un guión que parece inmutable. Continue Reading →