Archive | noviembre, 2008

Observaciones

Sobre el crédito y el descrédito de los estudios observacionales

Al ser humano le encanta pasar de la anécdota a la categoría. O mejor dicho: no lo puede evitar. Si un esquimal nos roba la cartera, tendemos a pensar que todos los esquimales son unos ladrones; si vemos muchos gordos en una hamburguesería, nos da por pensar que las hamburguesas engordan, y en este plan. El cerebro humano es una máquina de inferir, es decir, de formular principios generales (categorías) a partir de simples observaciones o experiencias (anécdotas). Si no fuera por la cultura, tanto la de letras como la de números, que nos ha prevenido contra esta tendencia y sus peligros, las cosas podrían ser peores. Observar la realidad no deja de ser una ilusión, una trampa del lenguaje, pues sólo podemos observar una pequeñísima porción de la realidad. Por eso, conviene no confundir una observación, necesariamente parcial y azarosa, con toda la realidad. ¿Y si resulta que el esquimal que nos robó la cartera es el único ladrón de toda la comunidad? Continue Reading →

Adherencias y adhesiones

Sobre cumplimientos, seguimientos y otras muestras de sintonía

No deja de ser curioso que la expresión “adherencia al tratamiento” haya hecho fortuna para indicar que un paciente se toma todas y cada una de las pastillas recetadas, a la hora justa y sin saltarse ninguna, o que sigue a rajatabla cualquier otra prescripción médica. Hasta ahora, en la literatura médica no había otras adherencias que las bridas de tejido conjuntivo que entorpecen la movilidad de una víscera, aparte de la inmunoadherencia, que podemos visualizar como la unión entre las moléculas y/o células que participan en una reacción inmunológica. Esta “adherencia al tratamiento” no es sino la traducción fácil, acrítica y confusa del inglés adherence to treatment, cuya lectura literal nos puede dar a entender que estamos ante una persona adherida íntimamente a su tratamiento, como pegada con pegamento. Y no se trata de eso, por más que haya pacientes que no se despeguen de su pastillero, o que los planteamientos del médico y sus prescripciones susciten la más firme adhesión por parte del paciente. ¿O acaso sí se trata de eso? Continue Reading →

Seniors

Sobre la productividad científica de los jóvenes y los veteranos

En esta época de prejubilaciones forzadas –y quizá no tan forzosas como se proclama– valdría la pena reflexionar si la edad es el criterio más eficiente, sostenible, justo y universalmente válido para jubilar a una persona. ¿Puede una sociedad permitirse el lujo de retirar a tantos profesionales en plenitud de facultades sólo por una cuestión de calendario? La enorme diversidad de trabajos, pero también de productividad, de compromiso y de satisfacción de los trabajadores, aconseja ser poco dogmáticos al regular el trabajo en función de algo tan rígido y a la vez flexible como es la edad. Y esto es válido sobre todo para las tareas más intelectuales, como es por ejemplo la de investigador. Continue Reading →

El genio del genoma

Sobre las expectativas y la regulación de la genómica personal

Por estas fechas se cumple un año de la salida al mercado de los primeros servicios de genómica personal. 23andMe y Decode Genetics pasan por ser las dos primeras empresas en vender análisis del propio genoma a partir de células presentes en una muestra de saliva remitida por correo y a un precio relativamente asequible (399 dólares en el caso de 23andMe y 985 dólares en el caso de DecodeMe, el servicio de genómica personal de Decode Genetics). Lo que ofrece la publicidad de ambas compañías es nada más y nada menos que una estimación del riesgo genético –basada en lo más reciente y granado de la literatura científica– de padecer varias decenas de enfermedades y predisposiciones, así como pistas sobre los propios ancestros y las similitudes y diferencias con otras personas que también se hayan hecho un escáner genético. Si esto es así, ¿quién puede negar el interés de esta información? Continue Reading →