Archive | mayo, 2007

Caveman

Sobre la bioinformática y la exploración visual de los datos científicos

Las ecografías tridimensionales de fetos en el útero materno son un artefacto informático que obra milagros emocionales en los futuros padres. La recreación tridimensional del futuro hijo en una pantalla permite observar con detalle su cuerpo y sus diminutos miembros, su cara, su boca, sus ojos, ora en actitud de bostezo ora frotándose un ojo ora chupándose un dedo. Pasar de las dos dimensiones de la ecografía clásica a las tres o cuatro dimensiones (la cuarta sería el tiempo, que permite apreciar el movimiento) conseguidas mediante recreación informática es uno de los hitos en la visualización de las interioridades del cuerpo humano, seguramente no uno de los más importantes pero sí de los más espectaculares (al menos para los progenitores). Más impresionante y útil es el llamado Visible Human Project, iniciado en 1989 por la National Library of Medicine de EE UU, y que ha culminado con la creación de una representación tridimensional completa de la anatomía exterior e interior del cuerpo humano del hombre (Visible Human Man, en 1994) y de la mujer (Visible Human Female, en 1995) realizadas a partir de tomografías y resonancias magnéticas del cadáver de un hombre (escaneado a intervalos de 1 milímetro) y del de una mujer (escaneado a intervalos de 0,33 milímetros). Estas representaciones digitales han dado lugar a diversas aplicaciones informáticas, como AnatLine o AnatQuest, que permiten observar y manipular cualquier pieza anatómica en el ordenador como no es posible hacerlo en un libro de anatomía. Quizá sepan a poco, pero no hay duda de que la bioinformática está revolucionando la imagen que tenemos del cuerpo humano. Continue Reading →

Robot cirujano

Sobre la robotización de la cirugía y la presencia de la mano humana

El mejor cirujano es ya un robot. La afirmación empieza a repetirse de forma sospechosa con cada nuevo robot o un brazo robotizado que desarrolla con éxito una compleja tarea quirúrgica. La introducción en el teatro de operaciones de brazos robóticos que manejan el instrumental quirúrgico ha añadido precisión a la vez que ha reducido el margen de error propio de la fatigada y nerviosa mano del cirujano. ¿Puede acaso rivalizar la mano con los precisos cortes del láser en la cirugía ocular? ¿O competir en destreza en las pequeñas angosturas del cuerpo? La mano humana necesita para desenvolverse un campo quirúrgico a su medida y sólo puede atreverse con las incisiones y suturas microscópicas gracias al auxilio de lupas de aumento, mientras que los límites de la mano robotizada vienen dados por sus grados de libertad espacial, el nivel de precisión de sus componentes y su margen de tolerancia. La cirugía mínimamente invasiva y endoscópica está reemplazando progresivamente a la cirugía abierta de grandes incisiones con el fin de reducir la herida y mejorar la recuperación, pero al fin y al cabo son las manos del cirujano las que manejan el instrumental quirúrgico. Lo novedoso de la cirugía robotizada es que son las manos robóticas las que realizan la operación, con mayor o menor autonomía, según el tipo de robot: en unos casos obedeciendo las instrucciones de un programa informático y en otros siendo dirigidas a una cierta distancia por el cirujano que realiza la operación en una consola. Continue Reading →

Lógico y analógico

Sobre la cohabitación del pensamiento mágico y el científico

La lógica es sin duda un gran invento del cerebro humano, quizá el gran invento. Es el gran artefacto civilizador, el que nos ha traído donde estamos, el que nos ha permitido pensar científicamente y desarrollar la tecnología. Pero su naturaleza no natural, como diría Lewis Wolpert (The Unnatural Nature of Science), hace que el pensamiento lógico o racional le resulte extraño y difícil a mucha gente. Las reglas de la lógica, las deducciones lógicas, no son naturales, sino que requieren un aprendizaje y un entrenamiento. Y a pesar de todo, son lentas, demasiado lentas. En cambio, el pensamiento mágico o analógico está profundamente arraigado en nuestro cerebro y es el primero que aflora para ofrecer una explicación instantánea sobre la razón de ser de cualquier suceso o fenómeno cotidiano, incluso en las personas con una cierta formación. A pesar del prestigio incuestionable de la ciencia, el pensamiento analógico dispara más rápido, y este hecho no debiera ignorarse. Continue Reading →

Azules de Rusia

Sobre la influencia de la lengua en la percepción cromática

Todo el rico espectro cromático se presenta ante nuestros ojos como una selva de colores imposible de nombrar. La mayoría de las lenguas tiene poco más de una treintena de términos para nombrar los colores más usuales, y cada uno de ellos es un paraguas que cobija infinidad de tonos emparentados lingüísticamente pero muy distintos cromáticamente. Pensemos, por ejemplo, en los verdes que nos ofrece la naturaleza y en las dificultades que tenemos para nombrarlos aun poniéndoles apellidos: verde olivo, verde primavera, verde caqui, verde lima, verde botella… No podemos estar seguros de que cuando decimos verde olivo todos pensemos en el mismo color, y no sólo porque los olivos y sus hojas tienen infinidad de matices, sino porque nuestra memoria es poco fiable. Continue Reading →