Archive | enero, 2007

Mirada médica

Sobre la evolución del acercamiento visual al cuerpo enfermo

Ver no es más que reconocer. Tal y como ha demostrado la neurociencia, sólo vemos aquello que somos capaces de entender e interpretar; el resto serían formas y colores sin sentido ni significado. Por eso sólo los ojos adiestrados son capaces de ver lo que está a la vista de todos y descubrir algo nuevo. La mirada, el reconocimiento visual, es un sentido o una variante de la inteligencia que se puede ampliar y educar con entrenamiento, pero siempre a partir de unas formas o significados consolidados en nuestro genoma a lo largo de la historia evolutiva. Del mismo modo que en la adquisición del lenguaje no se realiza sobre una tabla rasa, el lenguaje visual se elabora y reelabora a partir de unas capacidades congénitas de interpretación visual. No es posible, por tanto, mirar el mundo con ojos totalmente limpios, como desearían algunos artistas, sino que lo hacemos a partir de la memoria biológica de la especie y, sobre todo, de los condicionantes culturales. La mirada, cualquier mirada más o menos especializada, se inscribe necesariamente en el marco cultural de cada época. Y esto es lo que le ha pasado a esa singular forma de mirada técnica que es la mirada médica o le regard médical, como la bautizó Michel Foucault en 1975. Continue Reading →

Hitos y redes

Sobre los grandes avances médicos y su reconocimiento

¿Cuál es el mayor avance médico desde 1840? La decisión, aparentemente caprichosa, de centrarse en los últimos 166 años es del British Medical Journal (BMJ), que fue fundado ese año y que es quien ha hecho una encuesta con esta pregunta para conmemorar la renovación de su página en internet. De las 70 propuestas recibidas, un comité ha seleccionado 15 hitos médicos que han sido votados en los últimos 10 días por más de 11.000 personas, entre médicos (29%), público general (22%), estudiantes (14%) e investigadores (10%). Los resultados, que se publican en el último número de la revista británica, muestran que el ganador ha sido… la higiene, es decir, la separación de las aguas sucias y las limpias, o lo que es lo mismo, el váter y el agua corriente, con el 15,8% de los votos, seguido de los antibióticos (14,5%), de la anestesia (13,9%), de las vacunas (11,8%) y del descubrimiento del DNA (8,8%). Continue Reading →

Mascotas 2.0

Sobre los animales de compañía y el peer review en internet

La web 2.0 todavía es muy incipiente en el mundo de la salud, pero ya empieza a materializarse en las revistas médicas. Uno de los primeros ejemplos es el lanzamiento de PLoS One, una experiencia de la Public Library of Science (PLoS) que lleva como lema “publishing science, accelerating research” y que  todavía está en fase de pruebas o beta.  Entre las características de esta publicación electrónica de acceso abierto destaca su carácter interdisciplinar, en el gran marco de la ciencia y la medicina, con la intención de favorecer la creación de puentes de conocimiento y líneas de colaboración. PLoS asegura que la publicación de los artículos será bastante rápida (unos 10-14 días) una vez que el trabajo remitido haya superado el filtro de un peer review prepublicación de carácter técnico más que de contenido, para dar así paso al peer review de toda la comunidad científica en forma de anotaciones, discusiones y valoraciones. “PLoS One redefine lo que un diario científico debería ser: eliminando las barreras inútiles entre los autores y sus lectores, y transformando la literatura publicada de una serie estática de artículos en un desarrollo de los recursos dinámico, interconectado y constante para los científicos y el público”, asegura Michael B. Eisen, cofundador de PLoS. Para ello, la revista no se limita a la publicación en internet, sino que aporta a la comunidad nuevos y poderosos instrumentos para navegar y mejorar la literatura de investigación publicada. Con este planteamiento y estos mimbres, el porvenir y el eventual éxito de la revista está ahora en manos de los lectores. Continue Reading →

Anecdotario

Sobre el peligro de la falta de sustancia de la información médica

Con todo lo que se está publicando sobre salud y medicina en los medios de comunicación, sumado al eco multiplicador que tienen estas noticias en internet y a la información propia de la red, la formación de los lectores debería dar un salto cualitativo. Pero no está claro que esto sea así, al menos de forma generalizada. Dejando de lado los temas relacionados con las enfermedades crónicas, que tienen en general lectores fieles y habitualmente bien educados como pacientes crónicos que son, así como los asuntos más técnicos o espinosos de la información de biomedicina, ¿qué pueden decir a ciencia cierta los lectores corrientes sobre los asuntos más recurrentes, de interés general y aparentemente menos complejos? ¿Qué pueden decir, por ejemplo, sobre la utilidad de la vitaminas en la prevención de algunas enfermedades, como la demencia? ¿Y sobre los beneficios para la salud que aportan el té, el vino, los zumos o la leche, tan reiteradamente cacareados en los medios? ¿Cuántos son capaces de discriminar tantas falsas verdades sobre la dieta que se han difundido y que siguen circulando? ¿Y qué decir de asuntos tan enrevesados como la terapia hormonal o la prevención de la osteoporosis? ¿Y de la influencia de la televisión, de la espiritualidad o de las mascotas en la salud? Continue Reading →