Archive | mayo, 2004

Integrales o integradas

Sobre el uso de terapias alternativas: qué, quién y por qué

La aceptación de las medicinas complementarias y alternativas (CAM, en sus siglas inglesas) ya no admite dudas. Los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de EE UU  publicaron el 27 de mayo los resultados de la que pasa por ser la mayor encuesta sobre el uso de las CAM, constatando que el 36% de los adultos ha recurrido a alguna terapia no oficial en el último año; si dentro de las CAM se incluye la oración, el porcentaje se eleva al 62%. En la encuesta, realizada en 2002 con más de 31.000 adultos estadounidenses, se plantearon numerosas cuestiones referidas a 27 tipos de CAM: 10 de ellas administradas por un terapeuta (por ejemplo, la acupuntura o la quiropráctica) y 17 que no requieren un terapeuta (por ejemplo, el gingseng y otras hierbas), con el fin de obtener una buena radiografía sobre cuáles son las CAM más usadas, quienes las usan y por qué. Los autores del informe reconocen que “los resultados son sorprendentes dada la falta de pruebas que avalen la seguridad y eficacia de la mayoría de las terapias complementarias y alternativas”, pero reconocen que el auge de las CAM iniciado en los noventa se ha consolidado. Continue Reading →

E-prevención

Sobre el futuro del sistema sanitario en la era de internet

E-health es uno de los muchos términos que se han acuñado para nombrar el cambio que se está produciendo en el escenario sanitario con la irrupción de internet y otras tecnologías de la información y comunicación (TIC) electrónicas. Pero el significado preciso de la e-salud no es fácil de delimitar. El médico colombiano afincado en Canadá Alejandro R. Jadad, probablemente uno de los mejores conocedores de la e-salud, la define como el uso de las ITC electrónicas con el propósito de mejorar la salud de las personas, aunque en una revisión bibliográfica del término realizada por el Centre for Global eHealth Innovation de la Universidad de Toronto que él dirige se han encontrado hasta ahora nada menos que 48 definiciones, con elementos en común, pero también con diferencias importantes.

Un buen panorama de lo que es y puede llegar a ser la e-salud se esboza en un número especial del British Medical Journal (BMJ), del pasado 15 de mayo, sobre comunicación electrónica y cuidados de salud, dirigido precisamente por Jadad junto con el responsable de la versión electrónica del BMJ, Tony Delamothe. Los más de 100 originales remitidos para su publicación superan a los recibidos en cualquier otro especial anterior, y reflejan el interés que suscitan entre los médicos los usos y aplicaciones de las TIC electrónicas. Cada vez parece más claro que en medicina hay un antes y un después de internet, sin olvidar la importancia complementaria de otras tecnologías, como las multimedia o las que permiten la comunicación sin hilos. El acceso a la mejor información médica disponible, tanto para médicos como para pacientes, es sólo una de las grandes aportaciones de las TIC electrónicas. El trabajo en red, las nuevas posibilidades en la enseñanza de la medicina, el ahorro de tiempo, la extensión de la atención sanitaria a cualquier rincón y los cambios en las relaciones entre médicos y pacientes son otros de los fenómenos que atestiguan que todo el sistema sanitario está en vías de transformación.

Jadad y Delamothe reconocen en uno de los editoriales haber echado en falta, entre los artículos que han recibido, más trabajos sobre el papel de las TIC electrónicas en la prevención y en la promoción de la salud. Y citan a modo de ejemplo cómo puede internet ayudar a mejorar el nivel de educación sanitaria en las áreas rurales más remotas. Frente a las epidemias de cáncer y obesidad que pronostican los epidemiólogos, Jadad y Delamothe comprueban con cierto pesar que los investigadores no parecen muy interesados en explorar cómo la comunicación “online” puede promover la actividad física, los hábitos dietéticos saludables o el abandono del tabaquismo. Las TIC electrónicas tienen sin duda enormes posibilidades para la promoción de la salud. Pero no hay que olvidar que son sólo una herramienta en manos humanas. El tiempo dirá lo que da de sí la e-health y si realmente sirve para promocionar la salud y tiene sentido hablar de la e-prevención.

Límites

Sobre la pervivencia del pensamiento mágico en medicina

El poderío que ha alcanzado la medicina científica bien parece capaz de desplazar de una vez y para siempre cualquier otra vía o aproximación terapéutica que no se ajuste al canon de la ciencia. Ante el empuje del racionalismo y empirismo científicos, el pensamiento mágico que ha sustentado toda una vigorosa tradición terapéutica debería de batirse en retirada. Pero hay muchos indicios de que esto no es así. Parece incluso que cuanto más pujante, dominante y avasalladora se presenta la medicina científica y técnica, más adeptos tienen las llamadas terapéuticas alternativas y los remedios que no soportan la validación del método científico. Todo indica que si con la consigna de que “todo lo que no es ciencia es magia” se ha querido echar por la puerta el pensamiento mágico, éste nos ha vuelto a entrar por la ventana. Y quizá el mejor indicador de la vigencia y vitalidad del pensamiento mágico en el campo de la salud es el dinero que ya mueven en todo el mundo las medicinas heterodoxas y los remedios no probados. Continue Reading →

Asépticos

Sobre la hipótesis de la higiene en el asma y la alergia

Como todas las ideas o teorías unificadoras, la hipótesis de la higiene tiene un enorme atractivo. No es sólo una hipótesis elegante (en el sentido en el que utilizan este término los científicos), sino que además encaja perfectamente con las ansias de vuelta a la naturaleza de un creciente segmento de población en las sociedades desarrolladas y colma sus deseos con argumentos científicos. Lo que viene a decir, en síntesis, es que la actual epidemia de asma y enfermedades alérgicas está relacionada con un exceso de higiene durante los primeros meses de vida y la evitación de infecciones y contactos microbianos. La idea es que esta exposición a los agentes infecciosos en los primeros meses tras el nacimiento ayudaría a madurar al sistema inmunitario y a prepararlo para proporcionar una protección eficaz durante el resto de la vida, pero que si esto no ocurre el sistema inmunitario se desarrolla patológicamente y centra su atención en combatir sustancias normalmente inocuas, como los excrementos de los ácaros del polvo o el polen, desarrollando de esta forma las enfermedades alérgicas. Este exceso de higiene resulta, a la postre, nocivo y antinatural; o, si se quiere, nocivo por antinatural, pues lo natural, lo grabado a macha martillo en los genes, parece ser el desarrollo inmunitario en unas condiciones ambientales menos higiénicas. Continue Reading →