Archive | abril, 1999

Ergonomía y salud

El “factor humano” en el trabajo con ordenadores y otras máquinas

Una de las preocupaciones principales de la ergonomía es sin duda la salud. Y esto es algo que de muy distintas maneras se está notando en medicina. Podemos considerar, simplificando un poco las cosas, que esta disciplina que estudia la mutua adaptación entre el hombre y la máquina tiene como objetivos finales, por un lado, mejorar la productividad y, por otro, no menoscabar la seguridad y la salud del operario que utiliza la máquina. Pero todos somos "operarios" de máquinas, desde el momento en que la mayoría usamos automóviles, ordenadores o teléfonos (algunos además utilizan otros artilugios más o menos amenazantes como sierras eléctricas o bisturíes), de modo que la salud de cualquiera puede estar comprometida. Como quiera que al médico se le supone experto en todo lo que tenga que ver, siquiera sea de lejos, con la salud de las personas, no es de extrañar que se le pidan explicaciones sobre el posible riesgo que pueda entrañar el uso de cualquier nuevo artilugio que se introduce en la vida cotidiana. Este fenómeno, magnificado posiblemente por los medios de comunicación, ha ocurrido con los hornos microondas o los teléfonos móviles, por citar algunos ejemplos recientes y llamativos que todavía se discuten. El médico, naturalmente, se remite a la evidencia científica, que en muchos casos no existe o indica que se trata de un falso problema.

De todos modos, la medicina está cada vez más comprometida con la ergonomía, una disciplina científica que nació, como tantas otras, al rebufo de la industria militar. Esto ocurrió durante la II Guerra Mundial, con la idea de integrar las características del "operario" en las cada vez más sofisticadas máquinas de guerra. Después, la ergonomía ha tenido su desarrollo autónomo con múltiples aplicaciones civiles, entre ellas todo el instrumental médico. Actualmente, en la base de datos MedLine de la National Library of Medicine aparecen nada menos que cerca de 15.000 referencias a la entrada "ergonomics". No pocos de estos artículos discuten sobre la mayor o menor ergonomía del instrumental médico y quirúrgico, ya sea una simple jeringuilla, un laparoscopio o la consulta entera de un dentista, e incluso de otros instrumentos ajenos por completo a la medicina, como puede ser una guitarra eléctrica. Abundan también los estudios sobre los problemas musculosqueléticos derivados de los más variados trabajos o actividades. Y hay, en fin, una amplia bibliografía sobre los problemas que puede originar el trabajo con ordenadores y la interrelación entre las características de los equipos informáticos, el operador y el ambiente de trabajo.

Sobre este último tema, Internet es una valiosa fuente de documentación. Aunque la información disponible en español no es especialmente interesante (la Asociación Española de Ergonomía sólo incluye información general de la asociación), se puede mencionar como excepción el texto de la directiva 90/270/CEE del Consejo de la Unión Europea sobre las "disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas al trabajo con equipos que incluyen pantallas de visualización", traspuesta al derecho español por el Real Decreto 488/1997, en el que se especifican los requisitos generales que deben cumplir los equipos, el entorno y hasta el empresario. Información más general puede encontrarse en la Red Española de Seguridad y Salud en el Trabajo, administrada por el Instituto Nacional de Higiene y Seguridad en el Trabajo. En el ámbito internacional, un punto de arranque interesante puede ser la International Ergonomics Association (IEA) o la Human Factors and Ergonomics Society, que edita revistas de alto impacto como Human Factors o Ergonomics in Design. Como se puede comprobar en todos estos sitios web, la ergonomía se solapa en ciertos aspectos con la medicina y tiene un enorme potencial para mejorar la salud, la seguridad y el confort de las personas.

Consejo dietético

A propósito de las deficiencias en los conocimientos nutricionales de los médicos de familia

Lo que se come y lo que se deja de comer nunca es indiferente. Se mire como se mire: culturalmente, económicamente, en términos de placer… Y por supuesto si hablamos de salud, pues la relación entre dieta y enfermedad está más que probada. La dieta -la inadecuada, se entiende- es uno de los factores de riesgo susceptible de ser modificado, pero a diferencia del tabaquismo y otros no siempre está claro cómo hacerlo. El consejo dietético es, en este sentido, una pieza fundamental para adoptar un estilo de vida saludable y prevenir la enfermedad. ¿Pero a quién corresponde dar el consejo dietético? En principio, son los médicos de familia quienes parecen llamados a cumplir esta misión. Sin embargo, hay dudas razonables, fundamentadas en algunos estudios, como para sospechar que sólo se cumple a medias, entre otras cosas porque la formación dietética de la mayoría de los médicos no es la idónea. Continue Reading →

MedGenMed

Nace una nueva revista de medicina general exclusivamente electrónica para competir con las cuatro grandes

El futuro de la publicación médica se presentó poco menos que de improviso el pasado 9 de abril. El anuncio de la buena nueva se hizo, cómo no, a través de Internet, con palabras justas y precisas: "Creemos que ha llegado el momento de lanzar una publicación de medicina general en Internet, exclusivamente electrónica, de carácter global, oportuna y competitiva, sometida al sistema de revisión por pares y que sea una fuente primaria de información".

Esta declaración está extraída del primer párrafo del primer editorial de la primera revista exclusivamente electrónica de medicina general. Quizá haya otras revistas de este tipo más antiguas en Internet, pero la nueva publicación, denominada Medscape General Medicine o MedGenMed, está llamada a marcar un antes y un después en la edición médica. Son varias las razones. De entrada hay que tener en cuenta a la empresa editora: Medscape, creadora de una de las primeras comunidades médicas en Internet y seguramente la que congrega a mayor de cuantas existen en la actualidad.

Pero además está la personalidad y trayectoria del director de MedGenMed: George Lundberg, responsable del Journal of the American Medical Association (JAMA) durante los últimos 17 años hasta su polémico cese del pasado 15 de enero. El ex director del JAMA, que es el firmante del primer editorial de MedGenMed, deja muy claro que la nueva publicación aspira a hacerse un hueco entre las principales revistas de medicina general, situándose a todos los efectos en el mismo campo conceptual que los demás editores del llamado Grupo de Vancouver (International Committee of Medical Journal Editors), suscribiendo las mismas normas para autores y editores y aspirando, por tanto, al estándar de calidad que se define en dichas normas.

Su editorial, a la vez que un anuncio y una invitación a la participación a los posibles autores y lectores, puede entenderse como una declaración formal "de guerra" a las cuatro grandes revistas de medicina, a saber, The New England Journal of Medicine, The Lancet, el JAMA y el British Medical Journal.

¿Cuáles serán los contenidos de MedGenMed? Como se dice en el editorial pretende publicar artículos originales sometidos al sistema de revisión por pares, trabajos de investigación clínica y ensayos, revisiones críticas, comentarios, controversias en salud pública, artículos sobre política sanitaria, documentos de consenso, artículos especiales, informes gubernamentales, hipótesis, editoriales y otros. "Pónganos a prueba con una nueva categoría de artículo: somos muy flexibles", añade su director.

El grupo de revisores de la nueva publicación tendrá unas características y una composición semejantes a los de las otras grandes revistas. La composición del Consejo Editorial, que Lundberg califica de "estelar", será detallada en un próximo editorial. Y un último aviso por parte del flamante director de la nueva revista: "La publicación es nueva, pero nuestra visión y experiencia están contrastadas por el tiempo".

La periodicidad de MedGenMed no será ni anual ni trimestral ni mensual ni semanal: "Publicaremos el artículo cuando esté listo. ¿Por qué esperar?". Este primer editorial es, pues, todo un reto para Medscape y un desafío a la competencia. La palabra definitiva la tienen, sin duda, los autores y lectores de esta nueva publicación. Pero a menos de dos meses de su aterrizaje en Medscape ya empezamos a vislumbrar lo que puede dar de sí el llamado efecto Lundberg.

La teoría del aerosol

Sobre los encuentros, desencuentros y encontronazos entre medicina y televisión

El trabajo más peligroso del mundo no es ser piloto de Fórmula Uno o desactivador de explosivos, como podría suponerse, sino tener un papel en una teleserie británica. Esta provocativa afirmación no es la ociosa sentencia de algún comentarista televisivo, sino el enunciado que figura a modo de conclusión en un sesudo trabajo publicado en una de las cuatro grandes revistas de medicina, concretamente en el número del 20 de diciembre de 1997 del British Medical Journal (BMJ). A tenor de los resultados de este estudio, cuyo objetivo explícito era medir la tasa de mortalidad de los personajes que aparecen en las teleseries británicas, se aprecia que mantenerse vivo en una teleserie no es fácil: la mortalidad por causas violentas, cáncer y otras enfermedades graves es muy superior a la de la vida real. Continue Reading →